5 productos mágicos para unas piernas de infarto

Tanto si estás perdiendo tu precioso moreno de vacaciones, como si aún faltan dos meses para marcharte.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Claudia Robles

Qué mona vas, qué guapa te ves, qué bien que inventaron las BB cream para ir natural pero con buena cara. Pero, atención, ¿y esas piernas? ¿tú has visto qué piernas? Podrían competir en blancura con las de un oso polar. Tanto si estás perdiendo tu precioso moreno de vacaciones, como si aún faltan dos meses para marcharte, tu cara y tus piernas no parecen ser de la misma persona. ¿Cómo demonios vas a igualar el tono? Y mira que tienes unas piernas bien bonitas (tus horas de gimnasio y tus cremas te cuesta), pero con ese color que tienen, tan triste, no te luce ese vestido, ni esa falda… no hablemos de los shorts. El terraceo urbano está plagado de gacelas con pantaloncitos minúsculos y piernas de infarto… Eso es competencia desleal.

Ya hemos pasado por la experiencia-cebra: el autobronceador. No tienes tiempo de hacerlo bien, ni de dejarlo secar correctamente. La mayoría de las veces hasta se te olvida exfoliar a conciencia determinadas zonas… Y no vas a volver a tropezar otra vez en la misma piedra. Juraste que nunca volverías a parecerte a Valentino y su tanorexia, y lo vas a cumplir.

Para conseguir un tono natural, sin tintar la piel, de manera uniforme, existen varios productos en el mercado que son realmente mágicos. Los aceites, los geles, las mousses y hasta los maquillajes te van a ayudar a lucir como una auténtica diosa. Solo tienes que escoger el formato que más se adapte a tu ritmo de vida y a tu calidad de piel. Recuerda que cuanto más hidratada esté la zona, menos te costará extender el producto. No tengas miedo de pedir muestras para saber cuál se adapta mejor a ti y tus circunstancias. Recuerda que debes dejar secar bien el producto antes de vestirte.

Luce unas auténticas piernas de verano y di adiós a las piernas de novicia.

Si te gusta ésto, dilo: