10 tratamientos con keratina para tu pelo.

Conseguir el alisado perfecto se perfecciona con nuevos tratamientos que embellecen la melena.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera

Conseguir un cabello liso y sedoso es el sueño de muchas españolas que a diario se pelean con su “pelo ondulado, pero no rizado, pero sí encrespado”. Es decir, una pesadilla diaria que cuenta, afortunadamente, con aliados que hacen un poco más fácil el peinarse. Uno de ellos, quizás el más efectivo, es la keratina, cada vez más presente en tratamientos capilares, tanto caseros como de salón de peluquería.

Esta molécula que producimos de forma natural tanto en el cabello como en las uñas es de la que está compuesto nuestro cabello en un 95%, aunque es un porcentaje que disminuye con los radicales libres, permanentes, decoloraciones, tintes… La pérdida de keratina significa también la del brillo, la elasticidad y la fuerza, de ahí que estos productos inyecten nueva savia, acompañada a su vez de aminoácidos, aceites naturales y proteínas.

Pero no sólo por sus ingredientes. Uno de los últimos tratamientos combina incluso keratina y planchas alisantes. Un poder combinado que se ha traducido en un tres pasos llamado ‘7 Días Liso Keratina’ y que ha lanzado TRESemmé. En él, su tecnología se activa solo cuando se pasa la plancha. “Para conseguir un alisado perfecto se aplica el tratamiento con el pelo húmedo y se seca completamente con un secador. A continuación, para activar la tecnología Termo-activa, hay que planchar el pelo por mechones finos, cinco veces por cada mechón hasta que quede completamente liso. Después de este proceso el cabello se mantiene liso hasta cuatro lavados”, explica Anthony Llobet, estilista de la firma. De hecho, lo más recomendado es combinarlo cada tres o cuatro día con el tratamiento Liso Keratina estándar de la marca.

Según el experto, no hay que desdeñar el champú y el acondicionador con keratina con respecto a las mascarillas. “Preparan el cabello para la aplicación del tratamiento. Por un lado, el champú protege la keratina natural del cabello y, por otro, el acondicionador resguarda de los daños del calor, reduce el encrespamiento y deja el cabello mucho más manejable y sin apelmazar”.

Hay que diferenciarlo del alisado japonés, ya que la keratina busca una hidratación intensa. El primero, por su parte, ayuda a eliminar el encrespamiento y suele durar entre 7 meses y un año. Además, una vez realizado el alisado no se debe lavar el cabello durante los días siguientes, mientras que la keratina está pensada para un uso diario.

Hemos seleccionado diez tratamientos que funcionan y mantienen sana y bella la melena. ¿Con cuál te quedas?

Si te gusta ésto, dilo: