Unas Converse para jugar a los bolos

La nueva colección cápsula de la línea First String se inspira en las zapatillas de bolos.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Unas Converse para jugar a los bolos
ver la galería »

Hay pocas marcas de moda que puedan presumir de tener millones de adeptos, fieles que no dudan en tener todo un armario con sus productos temporada tras temporada. En el caso de Converse, además, se da la circunstancia de que el furor que provoca es de lo más heterogéneo. La firma estadounidense de zapatillas gusta por igual a hombres y a mujeres, a los que tienen un alto poder adquisitivo y a los que deben ahorrar un poco para poder comprarse un nuevo par, a jóvenes veinteañeros y a mayores de 50… Y no se admiten imitaciones, de ahí que las All Stars sean un icono irrepetible.

La firma acaba de dar a conocer su nueva colección cápsula de la línea First String, considerada la de más alta gama de Converse. Se distingue porque sus zapatillas son las que introducen un diseño mucho más vanguardista y moderno, con construcciones de la mejor calidad y, sobre todo, colaboraciones de su equipo de diseño con artistas y firmas con las que se crean ediciones limitadas únicas (una de ellas fue con Maison Martin Margiela).

En este caso, las han bautizado como ‘Three Panel Chuck Taylor‘ y tienen una clara inspiración en el mundo de los bolos. Su rasgo característico es que están divididas en dos mitades de colores diferentes, separadas por una banda de un tercer tono. En este caso, siempre se juega con el verde, el rojo y el morado. El objetivo era rendir un homenaje al mundo universitario de los años 70.

Con una suela acolchada, el talón se ha rematado con una placa negra que hace aún más especial a cada uno de los modelos (tanto el bajo como el clásico All Star). Además, la inclusión del nombre de Chuck Taylor es otro guiño. Este jugador de baloncesto y vendedor de Converse durante la primera mitad del siglo XX fue el responsable del desarrollo del modelo, gracias a su trabajo en campamentos especiales de rendimiento para amantes del basket. Imposible entender las Converse actuales sin él.

No se sabe si Chuck jugaba a los bolos. Lo que sí está claro es que con ellas es más que posible hacer un strike. A partir de 90 €.

Si te gusta ésto, dilo: