Caroline Abram o cómo mirar el mundo a la francesa.

Caroline Abram diseña gafas complementadas, pensadas para que ellas te complementen a ti.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Berta Rivera
Caroline Abram o cómo mirar el mundo a la francesa.
ver la galería »

Si algo supo desde siempre Caroline Abram es que las gafas no son sólo una necesidad, son todo un complemento; no nos ponemos las gafas con la única intención de ver mejor -si se trata de gafas ópticas- o de protegernos del sol -si se trata de gafas de sol-, lo hacemos en un acto de descarado coqueteo; y es que las gafas nos gustan, nos permiten jugar al no me grites que no te veo y ajustan siempre la intención de nuestra mirada además de ocultarla cuando se trata de gafas de sol.

Pues bien, como Caroline Abram sabía todo ésto, creó una línea de gafas con sus propios accesorios, detalles que complementan las gafas de su firma o de las que quiera que hayas decidido utilizar porque estos accesorios, que son a veces accesorios joya, se venden sueltos.

Hace más de 15 años que Caroline fabrica sus gafas en Dakar, la ciudad en la que que creció, mientras ella viaja por todo el mundo recopilando ideas, detalles y materiales que llevarse a casa para diseñar nuevas colecciones; el aire vintage de Miami y el glamour de esta ciudad en el siglo pasado ha tenido mucho que ver en sus diseños, de ahí las sugerentes monturas de ojos de gata –cat eyes– que aparecen de forma recurrente en sus colecciones.

Si buscas unas gafas diferentes, si quieres que sean únicas, que sean muy tú, no dudes en acercarte a Caroline Abram porque ella es, muy probablemente, quien haya diseñado ya esas gafas para ti. Y es que esta firma de gafas es francesa, por eso si lo que busbas son unas gafas sofisticadas y elegantes a la par que divertidas, nadie como ella para facilitártelas. Porque tú también quieres mirar el mundo a la francesa ¿verdad? así como con cierta altivez, como miran siempre las cosas únicas a las comunes.

Si te gusta ésto, dilo: