4 bandanas para Grace

Revive el estilo de Simone de Beauvoir en el París de los años 30 o de Grace Kelly en los 50.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Noelia Hidalgo

No mojarlo o, si lo hacemos, intentar quitar la sal o el cloro que pueda perjudicarlo, sobrevivir a la humedad con él pegado en la cara, evitar que se rompa si lo llevamos demasiado tiempo atado, protegerlo del sol… El pelo se acaba convirtiendo en una de las mil cosas que una tiene que tener en cuenta a la hora de ir a la playa o la piscina, algo que suele chocar con la idea inicial que solemos tener sobre la relación cabello-verano. Y es que, aunque los sombreros o las gorras suelen ser una buena y simple opción, a veces suelen entrar en conflicto con el concepto de estilo que algunas tenemos en mente o, simplemente, intentamos evitar por falta de costumbre.

Algo ante lo que la moda ha puesto solución para las que prefieren discreción sin renunciar a las tendencias ni tener que dañar su pelo: las bandanas. Este complemento, que el año pasado pudimos comenzar a ver en las pasarelas internacionales, ha pasado a formar parte de la lista de indispensables, junto con las ugly shoes y los vestidos cut-out, que han traspasado la barrera de los destinos vacacionales para tomar el asfalto. ¿La clave? Saber sacar partido de cada una de sus variedades aptas para cualquier momento del día. Estampadas, lisas, con soporte rígido para que aguanten mejor, con lazos, con nudo, de seda, de algodón…

Revive el estilo que la inigualable Simone de Beauvoir paseó por París en los años 30 o Grace Kelly en los 50 y echa un vistazo a los diferentes modelos que presentamos de este nuevo must que se reinventa en pleno siglo XXI y que no podrá faltar en la maleta para vivir un verano cargado de comodidad, sin pasar calor y a la última.

Si te gusta ésto, dilo: